Los sí y los no

En general, Malasia es un lugar tranquilo y relajado. Sin embargo, tenemos nuestras propias costumbres y los visitantes deben tratar de observar estas prácticas al llegar al país. Algunas cortesías y costumbres comunes son:

  • Si bien, en general, la costumbre de darse la mano resulta aceptable entre hombres y mujeres, algunas señoras musulmanas sólo saludan con un leve movimiento de cabeza y una sonrisa cuando les presentan a alguien. La costumbre de darse la mano sólo debe darse por iniciativa de las señoras. El saludo tradicional o salam se parece a la costumbre de darse la mano, con ambas manos, pero sin apretar las manos. El hombre ofrece ambas manos, toca levemente las manos extendidas de su interlocutor y luego se lleva las manos al pecho en señal de: "Te saludo desde el corazón". El visitante debe retribuir el salam.
  • Es buena educación llamar antes de ir de visita a una casa.
  • Siempre debe quitarse los zapatos antes de entrar en una casa malaya.
  • En general se ofrecen bebidas a los invitados. Es buena educación aceptarlas.
  • Siempre se usa la mano derecha para comer con una mano o para dar y recibir objetos.
  • No se usa el dedo índice de la mano derecha para señalar lugares, objetos ni personas. En cambio, de preferencia se usa el dedo pulgar de la mano derecha con los cuatro dedos doblados hacia abajo.
  • Al ingresar en lugares sagrados, como mezquitas y templos, debe quitarse los zapatos. Algunas mezquitas ofrecen túnicas y pañuelos a las mujeres que las visitan. En general está permitido tomar fotografías en los lugares sagrados, pero siempre debe pedir permiso antes.
  • El brindis no es una práctica común en Malasia. La gran población musulmana del país no bebe alcohol.